339

La corredora inmobiliaria Paula Méndez reflexionó sobre el duro momento que atraviesa el sector producto de la coyuntura y desacertadas decisiones, aunque rescató como dato positivo el incremento de operaciones de compra venta de propiedades en los barrios privados de zona norte a partir de la implementación con fuerza del teletrabajo. Sobre la Ley de Alquileres, opinó: «Fue un grave error»Según Méndez, «en medio de una política económica poco clara y, prácticamente, sin créditos hipotecarios, la inversión en propiedades claramente se ha visto desalentada«.

«Por otro lado, el mercado de alquileres sufrió el embate de una ley que, supuestamente, venía a salvar a los inquilinos pero que, en todo caso, les tiró un salvavidas de plomo. Fue un grave error su sanción. Perjudicó a los inquilinos con la baja de producto y la consecuente suba de precio», añadió.

Méndez destacó que «en la actualidad, ni inquilinos ni propietarios quieren la ley».

Sin embargo y como contrapartida, reconoció que el sector vivió un «veranito» cuando «el teletrabajo hizo repensar en un cambio de estilo de vida».Aseguró que «se trató de un efecto colateral positivo que dejó la pandemia ya que la gente optó por dejar la ciudad para establecerse en viviendas con amplios entornos verdes»Anuncios


Te gusto? Compartela con tus amigos!

339

Comentarios

Comentarios